Este producto está especialmente formulado para el tratamiento de superficies oxidadas de hierro.
Al ser aplicado sobre el metal oxidado se produce una reacción química mediante la cual el óxido férrico se convierte en un compuesto orgánico insoluble de color negro-azulado, que protege al metal de posteriores oxidaciones , sirviendo, a su vez de base firme para la pintura u otros acabados.

APLICACIONES

PAVON cubre un amplio espectro de aplicaciones. Como transformador de óxido aplicable en todas aquellas industrias que contengan o trabajen el metal, como por ejemplo: la industria naval, la industria de la automoción, industria de mantenimiento, industria de la construcción, (para el tratamiento de cercas, ventanas, herramientas, etc.), bricolage, etc.

PROPIEDADES

  • No es necesario lijar a fondo, aunque para obtener los mejores resultados, hay que eliminar los restos de pinturas, incrustaciones, residuos, y grasas, para que el producto pueda reaccionar directamente con el óxido.
  • Las superficies tratadas, quedan preparadas para recibir un acabado de pintura o esmalte. Puede prescindirse de pintar aplicando una 2ª mano de producto.
  • No congela.
  • No contiene disolventes inflamables o
    volátiles.
  • Alto rendimiento

 



RENDIMIENTO

15 - 20 m2/l según temperatura ambiental.

MODO DE EMPLEO

“AGITAR ANTES DE SU USO”

  • Aplicar con brocha, rodillo o pulverizado.
    No se recomienda diluir.
  • Superficies con restos de pintura y óxido antiguo: Rascar la superficie para facilitar la penetración del producto y aplicar una 1ª mano.
  • Superficies impregnadas de calaminas: Limpiar con chorro de arena y aplicar una mano de producto.
  • Superficies con poco óxido: Cepillar el polvo suelto y aplicar una mano de producto.
  • Tiempo aproximado de secado: 2 horas. No aplicar pintura, ni 2ª mano antes de transcurrido dicho tiempo.
  • La limpieza del equipo, se realiza con agua, justo después de su uso.